El Club Deportivo Buñol no ha podido obrar el milagro

608

La temporada se cierra en Tercera División con la confirmación del descenso del Club Deportivo Buñol tras un año intenso y de notables devaneos. Sin embargo, a esta última jornada liguera se ha llegado con la esperanza de que la justicia deportiva premiara el esfuerzo realizado tanto por la nueva dirección del club como por la plantilla. Una vez más, la afición no ha fallado y ha vuelto a llenar el Beltrán Báguena; como en las grandes ocasiones.

Instantes antes del choque frente a la UD Rayo Ibense, la entidad ha reconocido a los jugadores que aguantaron estoicamente en los momentos de especial dificultad y que han ayudado a que el proyecto deportivo saliera adelante. Todos ellos han sido obsequiados por el presidente, Francisco Zanón, y por la representante del club en la corte de la Reina de las Fiestas.

En lo futbolístico, el choque ha comenzado con el habitual tanteo de los contendientes, aunque con poca intensidad en el juego. Las ocasiones más claras en este período han sido para los blancos; la primera de ellas en el minuto 20 tras una acción en la que Brian se cuela entre la defensa y es trabado cuando se disponía a encarar al portero. Aquí, la afición ha reclamado la expulsión del defensor visitante.

En el minuto 30, los de Ibi han inquietado al meta Joan en un saque de esquina. En esta ocasión, el balón se ha paseado por el área pequeña hasta perderse por línea de fondo. Poco después, un disparo lejano era atajado con facilidad por el portero buñolense. Hasta ahí el bagaje de los rojillos.

En la réplica, los anfitriones han dispuesto de un remate de cabeza tras una falta colgada al área e incluso han marcado un gol; anulado en este caso por fuera de juego.

Al poco de la reanudación, Brian ha tenido en sus botas el tanto, pero su remate se ha estrellado en el palo. En esta acción, el ariete se ha zafado tanto de los defensores como del portero, pero no ha tenido fortuna en la definición.

Los minutos pasaban y las ocasiones no llegaban. Sin embargo, en el 79 Hugo se sacaba de la chistera un espectacular lanzamiento de falta para marcar el 1-0. El tanto dejaba abierta la puerta a la esperanza. A estas alturas de partido, Elche B y Almazora ganaban sus enfrentamientos, por lo que todo apuntaba al fatal desenlace.

En el tiempo añadido, el Rayo Ibense se ha encontrado con un córner a favor que le ha permitido lograr el tanto del empate; un jarro de agua fría que certificaba el descenso a Regional Preferente. Pese a todo, la afición ha despedido a jugadores y cuerpo técnico con una entregada ovación. Sin duda, merecido premio para quienes lo han dado todo hasta el último partido de liga.

Publi Agupada

COMPARTIR

Dejar una respuesta