El Gran Fondo de Siete Aguas pierde a su Director General

3516

Esta semana ha saltado la noticia. Tony Gil, Director del Gran Fondo Internacional de Siete Aguas y de la 20K de esta misma localidad, ha anunciado que no va a continuar al frente de esta responsabilidad. Y lo hace obligado por la coyuntura laboral y personal que, como ha explicado a DXTlider.es, «impide dedicar el tiempo que necesitan pruebas de esta índole».

«Aunque detrás de la organización del Gran Fondo hay un excelente equipo de trabajo que me ayuda a ejecutar lo planificado, lo cierto es que a día de hoy no puedo encargarme de preparar como toca un evento que se ha consolidado como referente nacional y que es de las importantes en el contexto internacional», explica.

Tony Gil asumió el cargo de Director General del Gran Fondo en el año 2009 y, pese a la crisis, ha logrado posicionarlo como uno de lo referentes atléticos. Y lo ha hecho echando mano de sus contactos a fin de reducir de forma más que notable el dispendio económico por parte del Ayuntamiento.

Este año se celebra la 38ª edición, última en la que Gil ejercerá como máximo responsable de la organización, una gran pérdida si se tiene en cuenta que gracias a su gestión se ha contado con la participación de atletas de renombre nacional y mundial.

«Espero y deseo que tanto el Gran fondo como la 20K sigan por el camino marcado, ya que ha costado mucho llegar hasta aquí. Sería una auténtica pena que se pediera todo lo conseguido. No es fácil lograr que visiten cada verano unas 40.000 personas nuestro pueblo. Sobre todo teniendo en cuenta que somos apenas 1.300 habitantes. En lo personal,  debo decir que en la decisión ha pesado, y mucho, los problemas de salud derivados del estrés que conlleva preparar estas citas atléticas», añade.

Aunque Tony Gil deja esta responsabilidad, nos comenta que va a seguir ejerciendo como speaker; su otra gran pasión. En este punto, confía en que en el futuro la coyuntura laboral y personal le permita retomar una actividad en la que se ha volcado en estos últimos años y por la que siente auténtica devoción.