Los socios decidirán qué modelo de gestión quieren para el Club Deportivo Buñol

3095

El nuevo proyecto deportivo del Club Deportivo Buñol queda, de momento, en el aire. Todo se desarrolla a una velocidad de vértigo en la entidad, por lo que aventurar qué puede pasar en los próximos días es harto complicado.

Este viernes se ha celebrado en el campo Beltrán Báguena una asamblea ciudadana ciertamente intensa. El equipo de gobierno se ha personado en el recinto deportivo para insistir en la necesidad de obtener información sobre el proceso de transformación de la entidad y para trasladar su firme deseo de desvincular la gestión de la Escuela de la del primer equipo. Aquí, desde el área de Deportes se ha apostado por ceder a Buñol es Deporte esta función.

Los impagos, la falta de transparencia y los objetivos de alto rango deportivo han generado desconfianza en una masa social que pide soluciones. Así, en la recta final de la reunión, Miguel Galán, representante de la empresa, ha tomado la palabra para pedir tiempo. Sin embargo, tras escuchar a los vecinos ha amagado con dejar la entidad junto a su equipo de trabajo.

Tal como ha podido saber este periódico, esta decisión no se ha ratificado y está supeditada a lo que digan los socios en una inminente Junta General. Lo cierto es que el Gran Proyecto parece diluirse en el día a día de la gestión.