Cheste, un pueblo marcado por el Gran Premio

1496

La construcción del Circuit Ricardo Tormo en el término municipal de Cheste y junto a una arteria tan concurrida como la A-3 se ha confirmado con el paso de los años como un gran acierto. Y muy especialmente para quienes gustan del deporte del motor.

Esta majestuosa infraestructura deportiva abrió sus puertas el 19 de septiembre de 1999 y, desde entonces, ha ayudado a que La Hoya sea conocida internacionalmente. Sin embargo, hay un evento que ha marcado la actividad del trazado y de los vecinos que residen en tierras chestanas; el Gran Premio de Motociclismo.

Esta cita mundialista puede calificarse, sin duda, como cinco estrellas. Así, su impacto internacional pone a prueba la capacidad organizativa del consistorio, así como la paciencia de los vecinos. Y es que no es fácil convivir durante todo el fin de semana con quienes llegan cargados de adrenalina y con ganas de disfrutar de cada minuto.

Aunque son muchos los que ponen en valor los numerosos beneficios de la visita de los aficionados, también hay quien se ve obligado a modificar sus hábitos para el disfrute de los visitantes. Y es aquí cuando surgen las críticas.

Pero como ocurre en otros eventos de impacto, sean éstos deportivos o no, lo importante es poner en la balanza los pros y los contras en beneficio del colectivo. Y si hay dudas, preguntarse qué cambiaría si se volviera a la realidad anterior. Informa redacción DXTlider.