El Comité de Competición de la Federación Valenciana de Fútbol ha decidido conceder los tres puntos del partido que fue suspendido el pasado fin de semana en Venta del Moro y en el que el conjunto local se enfrentaba al CF Chiva. El organismo federativo considera responsable de lo ocurrido al equipo anfitrión, por lo que da por bueno el resultado de 0 goles a 2 que reflejaba el marcador al descanso.

Los tres puntos son de gran importancia para el equipo rojillo, pues les permite encabezar nuevamente el grupo 6 de Segunda Regional. Además, con esta decisión  se quiere evitar que se repitan hechos de esta índole en un campo de fútbol.

No en vano, las amenazas de los aficionados obligaron a solicitar la presencia de las fuerzas de orden público por parte del colegiado. El hecho de que los efectivos tardaran alrededor de una hora en llegar obligaron a suspender el choque por falta de iluminación adecuada.