Las godelletanas Laia y Marta González ponen el foco sobre las diferencias entre hombres y mujeres en el mundo del fútbol

270

Dos jóvenes godelletanas, las hermanas Laia y Marta González Ruiz, han logrado que los medios de comunicación y quienes están vinculados al mundo del fútbol en la Comunidad Valenciana pongan el foco sobre las carencias existentes entre hombres y mujeres en este deporte. Y lo han hecho con un detallado trabajo titulado “El fútbol no es cosa sólo de hombres” y enmarcado en el programa Projecte d’Enriquiment Curricular desarrollado en el IES Torís, en Turís (València).

Tras darlo a conocer en el citado centro educativo y en Godelleta, Laia y Marta lo presentan este viernes en la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana, entidad que preside Salvador Gomar. Sin embargo, su gira por la comunitat no para aquí.

Como explican, “en este trabajo de investigación se habla sobre la situación del fútbol femenino, un deporte que poco a poco va cobrando visibilidad en nuestra sociedad y que sirve como ejemplo para romper los planteamientos clásicos pero erróneos sobre las diferencias de sexo en este deporte”. Precisamente, ambas practican activamente el balompié en el Levante UD, por lo que son perfectamente conocedoras de las diferencias existentes entre sexos.

Uno de los puntos de este estudio se centra en la capacidad física y en la anatomía. Como aseguran, “hombres y mujeres practican el mismo deporte, pero el juego se desarrolla acorde a sus características y, por ello, no se deben comparar los estilos de juego o características físicas, ya que cada uno posee las suyas. El fútbol masculino es más intenso y físico debido a la musculatura y las fuerza, mientras que el femenino podemos decir que es más técnico y pausado. Por lo tanto, ¿será que lo físico no es lo más importante en el fútbol?”, se preguntan.

Respecto a las lesiones, aseguran que el modo de afrontarlas depende de la personalidad y los valores que inculcados desde pequeño. “Pero en lo que todo el mundo coincide, es en que una lesión es una parte más dentro de la vida de un deportista y que tienes que estar preparado en todo momento por si te toca sufrir una de ellas. La actitud y la forma en la que mires la lesión es lo más importante para tener una recuperación completa tanto a nivel mental como a nivel físico”. Aquí el sexo no es tan determinante.

En el apartado económico, la diferencia es tan acusada como vergonzante. Mientras los chicos firman contratos millonarios en Primera División, “hay jugadoras de esta misma categoría sin contrato como futbolista profesional. Las mujeres y los hombres futbolistas practican el mismo deporte, y por lo tanto deberían de ser tratados por parte del Estado como trabajadores iguales”, afirman.

“A día de hoy, en el fútbol femenino hay muchas menos categorías, ya que también hay menos chicas y, en consecuencia, menos equipos. También es complicado para una niña empezar a jugar en un equipo femenino, ya que hay menos que masculinos y por ello se ven obligadas empezar a jugar en equipos mixtos”, apostillan.

Laia y Marta también han llamado la atención sobre las instalaciones deportivas de los equipos masculinos y de los femeninos, pues aseguran que son totalmente diferentes; en aspectos como medios sanitarios, vestuarios, terrenos de juego, etc. “En este punto, anticipan que si no se patrocina y se crea interés sobre el fútbol femenino, no se conseguirá nunca que tengan la misma expectación que tienen los hombres”.

La ropa y complementos también cambian, aunque en pequeños detalles. Por otra parte, los premios como el de máximo goleador o goleadora no tienen el mismo reconocimiento. Algo incomprensible. En este punto, recuerdan que en categoría masculina se otorgan en Primera y Segunda División, mientras que en femenina sólo en Primera.

A día de hoy, las cifras son bastante significativas en cuanto al número de árbitros y entrenadoras que ejercen en la actualidad. Aquí, las autoras no sólo apuestan por lograr que la desventaja se reduzca, sino incluso que se acepte con naturalidad que las mujeres entren equipos masculinos

“Hoy en día, las redes sociales y los medios de comunicación tienen el poder de llegar a todo el mundo y es un arma que todavía se puede potenciar más para promover y hacer visible el fútbol femenino. Muchas juntas de las federaciones importantes de fútbol están dirigidas por hombres, y como máximo, están formadas por un 13,64% de mujeres como es el caso de Asturias. La Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana acaba de incorporar muchas mujeres en los cargos directivos, un hecho muy importante que nos hace pensar que las mujeres están cada vez más presentes en la toma de decisiones en el fútbol femenino y en el fútbol en general”, concluyen.