Colef CV protesta por no permitirse clases grupales en centros deportivos y gimnasios en Fase 2

176

El Colegio de Licenciados de Educación Física de la Comunitat Valenciana ha mostrado su disconformidad con el trato que está recibiendo el sector deportivo durante la fase 2 de desescalada, ya que en centros deportivos y gimnasios todavía no se pueden recibir clases grupales mientras que en los hoteles sí está permitido.

De hecho, en los artículos 23’2 y 23’3 de la orden SND/414/2020, de 16 de mayo, que regula la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional en los territorios de Fase 2, permite que hoteles y establecimientos turísticos puedan utilizar «espacios cerrados donde se vayan a celebrar eventos, actividades de animación o gimnasios», así como la realización de actividades “de animación o clases grupales con aforo máximo de veinte personas y respetándose la distancia de seguridad entre personas y entre estas y el animador o entrenador”.

El colegio profesional lamenta que se otorgue un tratamiento jurídico diferente a la misma actividad, por el simple hecho de realizarse en instalaciones turísticas. Las mismas clases grupales, que resultarías beneficiosas para la ciudadanía, están prohibidas en centros deportivos municipales y privados a no ser que sean instalaciones hoteleras y establecimientos turísticos.

José Luis Herreros, presidente del Colef CV, ha explicado el malestar del sector ante estas medidas contradictorias decretadas por el Gobierno de España: “No encontramos justificación alguna ni por razones sanitarias, técnicas o jurídicas, que la misma actividad tenga un tratamiento diferenciado por hacerse en un hotel. Pero aún menos explicación le encontramos que ni el Ministerio ni el propio Consejo Superior de Deportes que publica regularmente documentos para aclaraciones y explicaciones sobre la actividad deportiva profesional y del alto rendimiento, no aclare aspectos tan importantes para millones de ciudadanos y miles de empresas del sector deportivo».

 “Hoy por hoy, con ese articulado, 20 personas pueden estar haciendo una clase colectiva de zumba en un gimnasio de un hotel, y tres personas con patologías de espalda, no pueden acudir a su entrenador personal para un clase de pilates en grupos reducidos… No tiene sentido que en la mayor crisis sanitaria de nuestra historia el CSD parezca preocuparse más por el deporte-espectáculo y no tanto por la actividad física dirigida a la mejora de la salud de millones de españoles», ha agregado Herreros.