La Fórmula E modifica el trazado del Circuit Ricardo Tormo

93

El Circuit Ricardo Tormo celebra este fin de semana la quinta y sexta rondas del Campeonato del Mundo FIA de Fórmula E, el mundial de monoplazas eléctricos que por primera vez disputa carreras en España.

Los 24 monoplazas competirán sobre una novedosa configuración del Circuit. Los diseñadores de la Fórmula E, junto con la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y el propio Circuit, han elegido un dibujo sobre el que nunca se ha rodado.

En total serán 15 las curvas de la pista, frente a las 14 habituales y la distancia por vuelta será de 3.376 metros frente a los poco más de 4 kilómetros de la pista de Gran Premio.

La primera novedad estará en la parrilla de salida, que se adelanta para situarse frente a la tribuna de boxes, vacía, al celebrarse las carreras a puerta cerrada. En la primera curva los pilotos tendrán a su derecha un muro que separa el acceso desde el ‘pit lane’ de la pista. A partir de ese punto la pista es la habitual hasta que se llega a la sexta curva, la curva Ángel Nieto. Allí se ha situado un conjunto de muros que convierten la curva en un ángulo mucho más lento que obligará a los pilotos a utilizar buena parte del área de escape asfaltada.

La popular ‘attack zone’ de la Fórmula E estará situada en el exterior de la curva 8, la curva Bernat Martínez. Justo a su salida los pilotos encontrarán dos cerradas curvas de derechas para llegar al curvón. Una vez encarada la recta de meta se ha instalado una espectacular chicane aprovechando la entrada del ‘pit lane’.

Con estas modificaciones aprobadas y homologadas por la Federación Internacional de Automovilismo, el Circuit Ricardo Tormo se adapta mejor a las necesidades de los monoplazas eléctricos. Asimismo, la seguridad se reforzará en los puntos clave, la curva nueve tras la ‘attack zone’ y la chicane de la recta.