Un gol del CF Gandía en la prórroga priva al CD Buñol del ascenso tras una temporada brillante

184

El Club Deportivo Buñol se quedó el pasado sábado a las puertas de la gloria tras caer en la finalísima frente al CF Gandía. Los blancos, que en esta ocasión jugaron de negro, perdieron en la prórroga contra un rival al que tutearon durante todo el duelo. Al final no hubo ascenso, pero sí una comunión envidiable entre equipo y afición.

El choque se disputó en Quart de Poblet en un ambiente de gala. No en vano, cientos de aficionados buñolenses vivieron el choque en primera persona en unas gradas que estaban llenas hasta la bandera.

Durante los 90 minutos se vieron idas y venidas a una y otra área, pero las defensas, el buen hacer de los porteros y la falta de acierto impidieron que el marcador se moviera. En la prolongación (minuto 105), el Gandía aprovechó una segunda jugada tras un balón parado para colgar el balón al área. El joven Pere Marco entró libre de marca y colocó el balón prácticamente en la escuadra.

Este mazazo no impidió que el conjunto de Descalzo lo siguiera intentando, pero su rival se defendió bien. Al final, el ascenso lo consiguió el equipo entrenado por Adrián Ferrandis.

A destacar la entrega y empuje de la afición buñolera en una jornada que quedará para la historia y que cierra una temporada espectacular.